Los Constructores de Imperios

 

La obra

La obra nos muestra una sociedad en decadencia que para mostrar su condición se expresa a través de la ira, la decepción y el miedo. La violencia con la que tales síntomas se manifiestan en los individuos nos empuja a la pregunta acerca del "qué y sobre quién" descargamos esa frustración: no tener dinero, no tener trabajo no tener poder  o no saber manejarlo. La ceguera de una generación y la lucha de las nuevas generaciones por intentar cambiar aquello que no reconocen como suyo: una bola de nieve antigua como la vida que crece alimentándose de una crisis permanente. Toda una sociedad que perseguida por los monstruos y el miedo, no tiene más remedio que dejarse caer en el mismo.

 

Montaje

Hemos elegido esta obra porque su actualidad, su humor inteligente, ácido e irónico, nos permite trabajar un plástica interesante y desarrollar un montaje teatral muy físico. Los personajes parecen sacados de un sueño sórdido y romántico.La iluminación es un aspecto muy importante de la obra, ya que el espacio y las acciones dependen de esta.La música y los efectos sonoros son un personaje más y están profundamente ligados al desarrollo del argumento. Para este montaje, contamos con composiciones originales de Sergio de la Puente, creadas exclusivamente para la obra.

 

Dramaturgia

A la manera de la tragicomedia, del teatro del esperpento, con un lenguaje que toca el absurdo, Boris Vian, nos cuenta la historia de una familia que asciende en el interior de un edificio. Están obligados a ir dejando atrás todas sus pertenencias a medida que suben al siguiente piso, que siempre será más pequeño que el anterior. Huyen de un monstruoso ruido al cual no le dan un nombre, tan sólo lo llaman “El Ruido”.En cada piso de éste edificio existe un personaje harapiento llamado el “Schmürz”, que es constantemente maltratado, humillado y que lleva en su cuerpo las secuelas del sufrimiento que le procuran la familia, el vecino y el ama de llaves. El “Schmürz” es depósito de la rabia de todos excepto de la hija de dieciséis años. La hija es el único personaje que capaz de experimentar el dolor que esas palizas provocan. Espectadora pasiva de la tortura, no comprende la ceguera de su familia ante ese sufrimiento.El “Schmürz” bajo el látigo o bajo el puño, nunca protesta. Aguanta los golpes y los maltratos en silencio como si de su trabajo se tratara, como si esa fuese su función en la vida.

 

Ficha Artística

Reparto

Schmürz: Andoni Larrabeiti / Alberto Sanchez

Madre (Ana): Marisol Rozo

Padre (León): Carlos B Rodríguez

Hija (Zènobie): Esther Blanca

Vecino: Delfin Estevez

Cruche (Ama de llaves): Diana Fazio Temin

Música:

Compositor: Sergio De La Puente

Violín: Ara Malikian

Iluminación: Verónica Salatino Rosenberg

Entrenamiento físico:

Preparador de movimiento en lucha: Cesar Solar

Danza contact: Cristiane Boullosa Diana Bonilla

Coreografía: Marisol Rozo

Diseño de escenografía: Rafa Blázquez y Dragones en el andamio

Construcción de escenografía: Rafa Blázquez

Utilería y atrezzo: Esther Blanca Quesada

Diseño gráfico: Eva Soriano Enríquez

Fotografía: Nazareth Soares

Maquillaje: Rosario Luz

Dirección: Marisol Rozo

  

MARISOL

ROZO

 director / coreographer 

actress / writer

 

© 2020  MARISOL ROZO

Powered by Placido Sorrentino