CARNAVAL OCAL21.jpg

El carnaval de los Animales

 

El carnaval de los animales es una obra musical muy conocida e interpretada. La directora y dramaturga Marisol Rozo opta esta vez por la obra clásica del genio Camille Saint-Saëns. Y una vez más acerca la música a todo público, grandes y pequeños, con el carácter y lenguaje que ya desde hace 25 años nos deleita. Es fácil recordar “Mis primeras cuatro estaciones” (las cuatro estaciones de Antonio Vivaldi), con miles de representaciones durante 18 años. Ahora siguiendo la misma línea, la creadora ha escrito un texto contemporáneo, ágil, divertido y lleno de aventuras, que acompaña y guía la música de El Carnaval de los animales de la misma manera que lo hizo con su obra más conocida.

Este año 2021 concluirá con una importante efeméride: los cien años del fallecimiento de Camille Saint-Saëns, uno de los nombres fundamentales de la música clásica francesa del siglo XIX. Y este es un motivo más para traer al gran público el recuerdo y el aporte que hizo este compositor esencial a la música clásica.

Es el carnaval en la selva, el león ha organizado una gran fiesta de la que hace participes a todos los integrantes del reino animal. Todos alegran el encuentro con un número artístico musical, y entran a disfrutar de la celebración. Se crean diferentes situaciones de aprendizaje, deleite y belleza con la llegada de cada animal. La obra cuenta desde un lugar fresco y divertido la maravilla de la peculiaridad, de la aceptación. El respeto por la singularidad en el grupo y la riqueza que esto trae a un colectivo. La belleza del color y el aporte al crecimiento de una comunidad, en este caso a todos los animales de la selva, distintos y maravillosos por ello.

Para enriquecer aún más esta música genial se suman la danza, la palabra y la plástica. Los personajes cobran vida en los cuerpos de los bailarines, y en las máscaras de los animales llenas de color y vivacidad. Hay elefantes, fósiles, pájaros, peces coloridos, una vieja tortuga, el canto de un cuco, un zorro travieso, un elegante cisne y muchos más. Incluso en muchos momentos los propios músicos de la obra juegan a ser no sólo sonido sino criaturas de la selva. Aquí se demuestra una vez más que la música clásica es divertida.

Es la primera vez que se hace un arreglo para cuarteto de una de las obras más conocidas del repertorio clásico. Es un arreglo hecho por Simón García que permanece fiel a la obra, con los sonidos y características de su obra original para diez instrumentos. La genialidad musical de Saint-Saëns en El carnaval de los animales queda intacta.

Hemos conformado un cuarteto lleno de talento, con experiencia, con ganas de participar activamente en la difusión de la música clásica, y como ya es el sello y lenguaje de Dragones en el Andamio, llevar con amor y fuerza la música clásica a todos los públicos.